La COP28 pone el foco en la acción por el clima y la restauración de la naturaleza con la madera como una de las soluciones

15 enero 2024
Entrevistamos SUMA Arquitectura, el estudio comprometido con el uso de madera certificada y premio a Mejor Biblioteca Pública del mundo
08/01/2024
Dades certificació PEFC Espanya
La certificación forestal PEFC en 2023
22/01/2024

En un momento crucial para la preservación del planeta, la Conferencia de las Partes 28, COP28, ha establecido la necesidad de afrontar de manera inmediata los retos derivados del cambio climático. En este contexto, también se ha aprobado el Acuerdo de Dubái por el cual casi 200 países se comprometen a dejar atrás los combustibles fósiles, reducir las emisiones, ser el doble de eficientes energéticamente, triplicar las energías renovables y no abandonar en los países más vulnerables y menos desarrollados. Por eso, han puesto el foco en opciones de mitigación viables, eficaces y de bajo coste, y aquí la madera juega un papel fundamental.


Se ha creado una coalición de 17 países que reconocen la madera de bosques gestionados de manera sostenible como solución climática dentro del sector de la construcción y se comprometen a desarrollar políticas para incrementar la elección de madera sostenible para promover una construcción baja en carbono, antes de 2030. En concreto, los firmantes de esta declaración son Australia, Canadá, el Congo, Costa Rica, Fiyi, Finlandia, Francia, Alemania, Ghana, Japón, Kenia, Corea del Sur, Noruega, Pakistán, Suecia, el Reino Unido e irlanda del Norte.

En relación con la madera y, especialmente, aquella procedente de lugares conflictivos, como es la madera tropical, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 13 (Acción por el clima) y 15 (Vida de ecosistemas terrestres), la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT) dio a conocer el memorándum firmado junto con el Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques (FNUB) para restaurar, mantener y gestionar de manera sostenible los bosques tropicales y fomentar la producción sostenible de madera, productos forestales no maderables y servicios ecosistémicos, así como identificar, desarrollar y ejecutar medidas conjuntas para apoyar al logro de los Objetivos Forestales Mundiales.

Estas políticas y enfoques reducirán las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentarán el carbono almacenado, siguiendo así los compromisos pactados y evitando superar el incremento de 1,5 °C según el Acuerdo de París.

"Se ha creado una coalición de 17 países que reconocen la madera de bosques gestionados de manera sostenible como solución climática dentro del sector de la construcción para incrementar la elección de madera sostenible para promover una construcción baja en carbono, antes de 2030. "

43 naciones se comprometieron en el Freshwater Challenge a proteger y restaurar 300.000 km de ríos y 350 millones de hectáreas de humedales para 2030, para revertir los problemas ligados a la deforestación y conversión de suelos, lo cual ayudará a conservar los servicios ecosistémicos de los bosques.

Además, en cuanto a la financiación sostenible, se han destinado 186 millones de dólares para impulsar la acción por el clima y restaurar la naturaleza. En este sentido, un total de 8 organizaciones internacionales e instituciones financieras han anunciado la puesta en marcha de una nueva Plataforma de Bonos Verdes para avanzar en la transformación de los sistemas energéticos y la mitigación y adaptación al cambio climático.

La COP28 ha sido un momento de acuerdo internacional sin precedentes como hoja de ruta para impulsar acciones concretas que conduzcan a un futuro sostenible y resiliente.